¿Debo castrar a mi perro? Me han dicho que va a engordar… ¿Le cambiara el carácter?

Fecha: 21.01.2015 | Comportamiento
Son muchas las dudas que nos preguntáis sobre la castración.
Antes de nada, habría que diferenciar entre castración y esterilización. A menudo los propietarios suelen confundir estos términos o incluso usarlos indistintamente y sin embargo hay diferencias.
La esterilización va encaminada a evitar la reproducción. Es una intervención sencilla en la que se evita la fertilidad el perro, pero su conducta sexual queda intacta. Las hormonas no se ven afectadas con esta técnica. En la castración, lo que se hace es extirpar las glándulas sexuales de los perros. Como consecuencia de ello, disminuye la cantidad de hormonas sexuales y por tanto se pueden controlar algunos aspectos de comportamiento además de conseguir la esterilidad también.
Para empezar, simplemente con el enorme problema que hay con la gran cantidad de perros abandonados cada año, la castración o esterilización es el método más sencillo de control de población canina. La cría indiscriminada y la poca ética y responsabilidad de la gente hace que estas cifras crezcan año a año.
Otra razón por la que apoyamos la castracion es por un motivo de salud. La mayor parte de los tumores en perros afectan de una u otra manera al aparato reproductor.
También con la castracion en hembras se evitan las graves piometras, los embarazos psicológicos y varias enfermedades más relacionadas con el aparato reproductor. Diversas investigaciones científicas anuncian que podemos prolongar la vida de nuestros perros entorno a unos 20% con su castración.
En cuanto al comportamiento hay que tener en cuenta que NO todos los problemas se solucionan con la castración. Solo en aquellos en los que las hormonas sexuales puedan intervenir. Si nuestro perro tiene algún problema de agresividad, la castración puede ayudar a resolver el problema. NO soluciona por si sola el problema pero si puede ayudar si va acompañada de una correcta terapia para modificar esa conducta. En época de celo de las hembras, algunos machos se ven bastante afectados. Dejan de comer, marcan continuamente el territorio, se enfrentan con otros machos, aumentan las conductas escapistas, están más nerviosos… La frustración que les supone no poder montar a una hembra, deriva en muchos casos en graves problemas de conducta. En las hembras, hay un caso en el que no recomendamos su castración en cuanto a problemas de conducta se refiere y es, en el caso de tener algún problema de agresividad con personas.
En cuanto al posible aumento de peso, decir que hay algunas razas que pueden tener mas tendencia a engordar que otras pero, si tenemos controlada la cantidad de alimento que debe comer nuestro perro al día y hace es ejercicio necesario no tiene por que coger peso una vez este castrado. Aún así, hoy en día, el mercado de alimentación canina ha evolucionado enormemente y disponemos de piensos de muy alta calidad específicos para controlar el peso de nuestros perros.
También habría que desmitificar por supuesto esos dichos de que el perro se vuelve soso, apagado, que pierde las ganas de jugar… ¡No es cierto! La castracion afecta a las hormonas sexuales y las conductas que tienen que ver con ellas pero nada mas.
¿Cuando debo castrar a mi perro? Para responder a esta pregunta, os animamos a que os pongáis en contacto con vuestro veterinario. Por norma general, se aconseja dejar a los perros que desarrollen correctamente durante sus primeros meses de vida. Algunos veterinarios aconsejan la castracion en hembras antes del primer celo y otros después del primero. Realmente, cuanto más se tarde, mas probabilidades de desarrollar tumores en un futuro habrá.
¿Mi perrita debería tener al menos una camada antes? Esto es otra leyenda urbana. Al estar castradas no tienen ninguna necesitad de reproducirse.
 El tener una camada es una gran responsabilidad. No solo hay  que fijarse en si los padres son bonitos o feos, sino, en el carácter que poseen los dos, en si tienen algún tipo de enfermedad o problema de salud que puedan traspasar a la descendencia. Además a los cachorros hay que proporcionarles los cuidados necesarios dese el primer día. Hay que ser responsables de sus desparasitaciones, alimentación adecuada a su edad y vacunaciones. Hay que pensar muy bien en este tipo de cosas antes de decidirnos si tener o no descendencia de nuestros perros.
 Por ponerle un contra a la castración/esterilización, decir que, al tratarse de una operación y usarse anestesia, siempre conlleva un pequeño riesgo.
Por todos estos motivos, creemos que es un tema de responsabilidad y un bien para la salud tanto física como emocional de nuestros perros, castrar.
No dudéis en consultar con vuestro veterinario sobre las técnicas actualmente utilizadas e informaros sobre los beneficios para su salud y consultar con un terapeuta de comportamiento para que os cuenten mas en profundidad los cambios y la ayuda que puede suponer para evitar o mejorar algunos problemas de comportamiento.
Noemí Caballero
Especialista en Comportamiento Canino en BestCan

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.9/5 (7 votes cast)
¿Debo castrar a mi perro? Me han dicho que va a engordar... ¿Le cambiara el carácter?, 3.9 out of 5 based on 7 ratings

Deja un comentario

nombre (obligatorio)
Website
Tu mensaje (obligatorio)